6/1/13

El regalo.

Los dos se despertaron ilusionados el día de Epifanía. Llegaron al salón y allí, flamante, se encontraba el coche que habían pedido en su carta a los Reyes.

- Te dije que sus majestades estaban hartos de polvorones y vasos de leche. Las dos brasileñas que contratamos para que durmiesen en el sofá del salón ha sido todo un acierto.

5 comentarios:

  1. Dos? y el tercer Rey qué, de impar en la orgía? Anda que...

    ResponderEliminar
  2. Una orgía impar es más divertida y une mucho. Se necesita una relación muy especial para que funcione perfectamente. Y estos llevan más de dos mil años juntos seguro que saben entenderse.

    ResponderEliminar
  3. No no creo q pudiera cn una orgía....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como dice mi madre... ¡es ponerse! Claro que ella no lo dice para las orgías.

      Eliminar

¿Qué me dices?