28/1/23

¡Quéjese!

 

Nos gusta quejarnos. Aunque lo que nos gusta de verdad es que nos oigan, que asientan dándonos la razón. La palmada en el hombro, un “me gusta”. A algunos, les gusta gritar esas razones a quien está detrás de un mostrador. A veces ni si quiera tiene que ver con la queja, pero la reiteramos una y otra vez. Disfrutamos escuchándonos y nos quejamos en el bar, con los amigos, en las redes sociales, ¡eso nos encanta! El problema es que sirve de poco, por mucha razón que tenga, y no llegan a donde deberían.

Así que quéjese, quéjese con hojas de reclamaciones, con denuncias pertinentes. Quéjese argumentando y por los cauces adecuados. ¡Quéjese, pero quéjese bien! Y no le dé el día a los empleados que ponen la cara.

11/1/23

Aguacero.

 A mi no me molesta la lluvia, pero me jode bastante cuando hay una nube con chaparrón continuo en el salón del piso. 



4/1/23

Libros 2022

 Los libros que han caído este 2022 han sido:

- Cometierra. De Dolores Reyes, que no llegó a entusiasmarme. 

- On the Road. Jack Kerouak. Con las ganas que tenía de dar otro bocado a la generación beat, este se me atragantó un poco. Quizá ya no tengo el espíritu joven que necesitaría para que esto fuese un referente. 

- Aquitania. De Eva G Saenz de Urturi. Entretenido, al igual que la saga esa de Los Ritos del agua. 

- El fin de la fiesta. De Ruben Amón. Si eres taurino deberías echarle un ojo. Clarifíca. Si no... Da igual, no te va a convencer. 

- Las ovejas negras y demás fábulas. De Monterroso. Como todos los micros, unos de cal y otros de arena. Con Monterroso suele haber mas de cal. 

- El maestro Juan Martínez, que estuvo allí. Chaves Nogales. ¿Pero como he podido estar tanto tiempo sin volver a leer a Chaves Nogales? Me falta alguno pero este de Juan Martínez es ES- PEC -TA-CU-LAR. 

- El urinario. Lorenzo Silva. Vale. 

- Las doce puertas. Vicente Raga. Una entretenida historia valenciana donde presente y pasado se van mezclando. (Estoy con el segundo tomo, así que me gustó.)

- El viaje del Elefante. de Saramago. Saramago era tan bueno que podía hacer de una anecdota una novela corta y salirle bien. No es como otros de los suyos pero no está mal. 

- Alegría. Manuel Vilas. El título debía ser ironía pura. No le pilleé el punto. 

- Breve historia del Comic. Gerardo Ftes. Me gustó, me orientó a otro tipo de novela gráfica. Imprescindible para poder hablar de comics que no sea todo de la última década. 

- El vino del estío. Ray Bradbury. Solo el principio ya merece que este libro esté en los favoritos de este año. ¡Que bueno Bradbury, coño!

- Isla Mujeres. María Elvira. Relatos de Fuerteventura. Un libro donde las mujeres son las protagonistas. Relatos e historias de la isla. Algunas buena, pero eché en falta un poquito de mas chicha en la mayoría de relatos. 

- El Italiano. Arturo Pérez Reverte. En su linea. 

- El sexo y yo. Isabel Allende. Leido sin pena ni gloria. (Iba a escribir pene.)

- Antología de Monterroso. 

- Adios Hemingway. De Leonardo Padura. No llegó a cuadrarme el detective Conde. Una compañera se ha leído otro de Padura y tampoco le ha pillado el punto. Supongo que escribir desde Cubo tiene un mérito que hace que cualquier libro de Leonardo suba algo mas que si se escribe desde Cuenca. 

- Al plato vendrás, almeja. Erik Fiorucci. Ni recuerdo de que iba, algo de una influencer que me resultó, a ratos, divertido. Sin pretensioes. 

- El médico de los corderos. Jesús Giraldez. Libro sobre un tipo de Fuerteventura. El último que me leo por agradar a mi cuñada. 

- Relatos sobre la falta de sustancia. Alvaro Pombo. Recuerdo que me encantó y sorprendió el primero. El resto no desmerece pero no tienen la misma chispa. 

- La hoja roja. Miguel Delibes. ¡Me encantó! Supongo que me pilló en la edad. Además de que Delibes es bueno de cojones. Es de esos libros que ves desde pequeño en casa y un día, tarde, lo pillas para leer. Este lo cogí en Priego y lo llevé en el ebook en Córdoba. ¡Genial!

- La Soledad del Manager. Vazquez Montalban. Formato comic, me regalaron Tatuaje y estoy esperando para comprar Los Mares del Sur. Los leí en su momento pero la editorial Norma los ha rescatado y están mas que bien. 

- El infinito en un junco. Irene Vallejo. Para no ser muy de ensayo, este libro es uno de esos imprescindibles a los que nus gusta leer. 

- Cuentos para gente impaciente. Javier de Rios Diaz. La facilidad de su lectura es su mejor baza. 

- La llama de Focea.- Lorenzo Silva. Me gusta Bevilacqua. También tengo que reconocer que estoy un poco harto de detectives lumbreras que se sacan un as de la manga y resuelven todo. Confiaba en Lorenzo Silva y con este me ha defraudado un poco la resolución del relato. Pero es de Vila... y hay que leerlo. 

- The last Ronin. Eastman y Laird. La última aventura de las Tortugas Ninja. Si te gustan... no puede faltar. 

- Una tienda en Paris. Maxim Huerta. Lo recomendó Raquel y ya tardaba. No me ha entusiasmado pero tiene partes interesantes. Sobre todo cuando se refiere a los años 20 parisinos. 

- Naufragio. VVAA. 

- La Cata. Roalen Dahl. Un regalo precioso que no desmerece. Relato corto y con sus dibujos. Un lujazo de edición. 

- El incesto. Christine Angot. ¡Un pegote de libro con un título sugerente!

- Confesiones del Estafador Felix Krull. Thomas Mann. ¡Con lo que me gusta Mann! Este libro me lo podía haber ahorrado. 


También y dignos de mención los comics: 

- El mal que hacen los hombres. La protagonista es La Gata Negra, un alegato feminista del MeToo, tres años antes de que se produjese el movimiento.¡Muy meritorio!

- Fabulas de Venecia. Corto Maltes en una de sus aventuras. 

- Elektra. De Miller. 

- Jessica Jones. ALIAS. Los cuatro tomos. El que diga que los comics son para niños es un gilipollas. 

- Hulk, perdido en las Vegas. Joe Fixit. Por fin uno de los Hulk que me gustan, el Hulk gris es un mafioso que puede con todo. 

- Blueberry. Había ganas de leer algo de Blueberry y en Priego encontré los tres primeros tomos. 

Y mas, muchos mas de Marvell, DC y algún otro préstamo que habré olvidado poner en la lista de lo que voy leyendo.

2/1/23

5 series de 2022

 1.- In my skin. 

    Serie con dos temporadas, cinco episodios cada uno y una duración media de treinta minutos. Temática adolescente, de esos que hacen un montón de gilipolleces que nos parecen imposibles ahora pero también las hicimos en nuestros días. Eso si, la protagonista tiene un papelón en casa. Una madre bipolar y un padre cabrón, hacen que tenga mucha imaginació y las mentiras le salen tan naturales que sorprenden. In my skin, en


mis zapatos, en mi lugar... como quieras decirlo,  es una de esas series en la que menos es mas. Episodios que, como un relato corto te dejan un sabor de boca que ni si quiera sabes si te gusta o no pero que ves necesario conocer y probar.

2.- Bagdad Central. 

    Un expolicia iraquí tiene que lidiar en mitad de la crisisde la caída de Sadam Husein con la desaparición de una hija. Muchos sinsabores en una serie que no sabes por donde van a venir los tiros. Una angustia que tiene al protagonista, y al que lo que sigue pendiente de un hilo en todo momento. Una ciudad que guarda lo mejor que tiene para los vencedores y donde los vencidos de siempre siguen sin nada que perder. Mushin es un tipo inteligente que sabe nadar y guardar la ropa. Aunque haya remolinoss que lo metan en el agua mas tiempo del que se puede aguantar sin respirar. 


3.-Las siete vidas de Lea.

    Me encantó lo original de la serie. Volver al pasado una y otra vez para intentar encontrar la verdad. Supongo que volver a los 90 se vuelve un clásico para los que ya peinamos canas, pero en este caso Lea nos va dejando un regusto joven mientras encuentra al asesino. 


4.- Minx

    


Una de las series mas divertidas y originales. El inicio de las revistas de desnudos femenino, aunque los gays se hicieran con la mayoría de la tirada, deja a Minx y su reparto en esta lista de lo mejor del 2022. Los problemas para encontrar un termino medio entre la edición y la dirección tiene momentos estelares. El feminismo de la directora contrasta con el resto de la plantilla que ve como una buena idea puede irse al traste y mandar a la bancarrota sus fuentes de ingresos habituales. 


5.- Banshee. (Final)

    Hace unos años puse a Banshee como una de las series a seguir. Hace tiempo que acabó pero no me decidía a ver las dos últimas temporadas. Después de tenerla en barbecho tanto tiempo, muy acertadamente, la he acabado de ver. ¡No despemerece al resto! Lucas Hood nos ofrece un final de serie para cerrar todas las temporadas y acabar con este panda de hijos de puta que hay en el pueblucho de Banshee. 






También tengo que destacar The gift, una serie turca que me enganchó desde primera hora, Operación Búfalo, que parece una comedia y trata un tema con tanta controversia como las pruebas nucleares en Australia. Beforeigner, ciencia ficción, ¿que pasa cuando los extranjeros son tus antepasados? Cuando llegaron antes que tú. New Pope, igual de buena la ultima temporada que la primera. Miércoles, que venía recomendada por alguien que no acertó otras veces y con esta lo consiguió.  

Y para acabar os dejo el repertorio completo de este 2022: 

Vamos Juan (T2), Hanna (T3), Love live, Cobra Kai (T4), Teen Wolf (T1-6), Jack Reacher (T1), After live (T1-3), Valhalla Vikings, Ovni(S), Outlander (T5), Spicy Citi, El último reino (T5), Emili en Paris (T2), Guía Astrológica para corazones enamorados, La Fortuna, Bienvenido a Utmark, Los Bridgerstone, Wolf like me, Carta para el rey, Shadow and Bones, Solos, Upload (T2), Amor y Anarquía (T2), El verano que me enamoré, Nuestra bandera significa muerte, Stanger Thigs (T4), Superman y Louis (T1-2), CtrlZ (T3), Umbrella Academy, Locke & Key, Click Bait, Sandman, Dualidad, Diario de un gigoló, Barry (T1-3), Los imperfectos, Destino: Saga Winx, Tu no eres especial, Detox, Los anillos del Poder, Sin límites, Las últimas de la fila, La lección, Si lo hubiera sabido, Dahmer, Con pelos en la lengua (T2), Un asunto privado, The night of, Barbaros (T2), El principe dragón (T4), Mamíferos, Broklin 99 (T1-8), Perni, La chica del Vaticano, Smiley


En amarillo lo que se puede ver, en rojo lo que puedes dejar de ver sin problemas o no me ha gustado nada. 


Y aquí mi filmaffinity:

31/12/22

Feliz Año

 Felizaño, felicesfietas, ojalatodovaya bien... ¡Bah! Al final nos parecemos a una de esas beatas que se dan golpes en el pecho con el abanico mientras recitan de memoria las oraciones pertinentes. Tanto pensar que no seríamos como ellas y nos hemos convertido en lo mismo. Solo que en vez de ir  misa que era lo que se hacía antes, nos arreglamos o desarreglamos para hacer hacer lo mismo que ellas, retener una retahila en la cabeza, en el móvil, mandar memes felicitatorios y besos por whatsapp. ¡Nos hemos convertido en la beata de iglesia! 

Y yo no voy a ser menos. Te deseo cositas wenas siempre que lo que te sea bueno para ti no me joda a mi. Espero que encuentres una canción favorita nueva, que folles mucho, con quien quieras y quieran hacerlo contigo. Que comes y no te engorde, Que encuentres un libro que te haga llorar y tengas risas todos los días. Que pienses en las retahilas y las costumbres que tienes por si merecen la pena o no, y si no lo merecen a tomar por culo, siempre que te jodan por que si a ti te gustan... ¡que se queden! Que no te tengas que arrepentir del 2023 y llegues vivo a la siguiente nochevieja. 

Que coño, que te vaya bien, y a mi mejor.

26/12/22

Tiempo perdido

Son jóvenes. Aunque a mis años, ya, medio planeta me parece joven. Llevan bolsas de plástico y una maleta enorme. Un cochecito con un bebe que duerme. Los dos se ven encantadores, sentados en el banco, con arrumacos de novios. Son las 10:30, esperan un autobús que no va a salir. Nadie les ha dicho que hoy, aunque sea lunes, es fiesta. Qu esperan en vano.

Es una niña, lo imagino por mis prejuicios de verle toda la ropa rosa. Hace unos cinco minutos que se han dado cuenta de su error y no van a poder coger le bus que esperaban. Las culpas han volado tan cerca del coche que han despertado al bebe. La madre la acuna en brazos de un lado para otro mientras llora. El padre habla por teléfono.Son las 10:55.

Ella coloca a la niña en el cochecito, y se va. Él la sigue cuatro pasos atrás. Con la maleta, las bolsas y un rencor acumulado. 





19/12/22

Mi vejez.

 Luciré mi vejez como una joya

de una ostentosa belleza

que después de toda una vida de ahorro

pude regalarme al fin. 


De Ana Pérez Cañamero 

en El Espejo Discreto.

7/12/22

Inspirar, retener, expirar.

 No sé que clase de lunes es hoy pero me cuesta respirar. Y lo hago como me enseñó aquel profesor de gimnasia en el instituto: Inspirar, retener, expirar. Como si quisiera que el aire se llevase todo lo malo que hay dentro del cuerpo; lejos, lo mas lejos que pueda llegar un soplido. Confiando en que se una a otro y sea el huracán de Florida que provoca la puta mariposa de Japón. 

Respirar, a veces, se hace tan difícil. Y no fuimos conscientes hasta hacernos mayores. Ni nos dimos cuenta de pequeños, alguna vez, si acaso, de adolescentes o jóvenes. Como aquella vez que se Silvia se besaba con el cabrón de Fernando. ¡Joder! Aquella vez ni todo el entrenamiento de gimnasia me hacía mantener una respiración decente. ¡Si! Fue difícil poner en práctica aquello de: inspirar, retener, expirar. 

Aprendí, claro que aprendí. Y ahora cuando cuesta respirar vuelvo a aquel curso e inspiro... retengo... expiro. Sin prisas. Como si nadie estuviese mirando. Como si el cadaver a mis pies solo fuese una brisa que provocará un puto huracán lejos de aquí.  

14/11/22

Recopilación de servilletas.

 De vez en cuando ha salido por ahí un micro, o un post, de algo que en su momento escribí en servilletas, facturas, o cualquier hoja suelta. Esta mañana, al ponerme la sahariana, me he encontrado una cantidad increíble de ese tipo de escritura. Dos servilletas, tres cuartillas del curro escritas por completo y un ticket de un bar donde no recuerdo haber estado. El caso es que este post viene a cuento de esas ideas, esos micros, que se originan en un momento donde no te pille ni el ordenador, ni cuaderno, y solo puedes echar mano de lo que tienes alrededor. Esta mañana, cuando he encontrado todo lo que había escrito el sábado por la tarde, me ha hecho mucha ilusión y no quería dejar pasar sin escribir un post. 

Así que... Aquí está. Un entrada para recordar que tenía un montón de papelajos escritos con un jartón de morralla. Lo que había escrito no me ha servido ni para reciclar por que de las tonterías que tenía me ha dado tanto coraje que han ido a la primera papelera. 


Y es que está bien tener ideas, pero todas no pueden ser buenas.

11/11/22

La venencia.

 Después de las mil quinientas veintisiete fotografías, dos arriba o abajo, que le ha hecho el venenciador invita al japones a que pruebe él. El tipo declina la invitación pero desde atrás lo alientan y a la segunda insistencia del morilense acepta. 

El tipo se acerca y le hace tres reverencias a Rafael, famoso en el mundo de la bodega por ser uno de los venenciadores mas ilustres. Rafael asiente y le pasa con mucho mimo la venencia. El japones copia los gestos del venenciador. Coge la copa con la mano izquierda, introduce el latiguillo en el barril con el mismo arte que el morilense y comienza a sacar el líquido. La gente al rededor está espectante cuando sube la venencia. ¡Ni una gota! Al japones no se le cae ni una gota de vino. La ha tirado cerca de la copa y mientras iba subiendo y alargando el chorro que ha cortado como si usase katana en vez de venencia. 

Los aplausos de los visitantes de la exposición contrastan con la cara de Rafael que retira su venencia al japones que vuelve a hacer tres reverencias mientras sigue disparando su cámara.