16/10/18

Colores de calendario.

Como una impresora sin tinta se descoloren los días. Los rojos son rosados, y los negros tornan al gris, gris clarito.
La felicidad es una mala mueca de sonrisa.
Se me destiñen los días
o la vida.

14/10/18

Hay un fuego. (La M.O.D.A.)


Él dijo una vez que no es la fama
ni el dinero
pero cada halago significa el mundo entero
si es sincero
seguiré tocando si me muero
no importa si vivo de esto
o de ser camarero

hay un fuego dentro que nos guía desde niños
la llama se quema si detrás no hay un latido
hay un fuego dentro y será vuestro peor enemigo
arderán vuestros continentes sin contenido

canto para los que se han quedado sin motivos
siempre he sido más de perdedores y perdidos
no vencidos
no podrán secar el mar, no van a poder parar
la fuerza del destino y
sonreímos

deja que me cuele en tus oídos
hay canciones que pueden curar a los heridos
no quiero mentir y ya he mentido
si digo que no he cambiado y sigo siendo el mismo

los nuevos demonios son los vasos
y los besos
sonreir al otro lado del abrazo
y del espejo, es un reflejo
no sé dónde va a llegar
no sé si será capaz de no
decepcionar

siempre hay una luz
no se va
es igual que tú

Suenan las sirenas y no es de la policía
en este cementerio por un día hay
alegría desbordada
veo al viejo que está ahí
e intento comprender cómo será
cuando me llamen viejo
a mí

hay un fuego dentro que nos guía desde niños
hay un fuego dentro y será vuestro
peor enemigo
no sé dónde va a llegar
no sé si será capaz de no
decepcionar.

Sin prisas.

La lluvia, 
sin la estridencia del despertador,
me hace abrir los ojos. 
Parece temprano,
aún  no hay prisa. 
Busco en el móvil 
la hora, 
el día, y una justificación.
¿como es que no me había avisado 
de esta agua?
Es domingo.
Quizá no sea buena idea
salir en bicicleta.
¿Como pueden correr 
tanto los minutos estando 
en cama?
No, no hay prisa. 
La ducha juega a ser lluvia.
El pan de ayer 
permite hacer un bocata
y el movil,
otra vez el móvil, 
no me habla de autobuses. 
No hay prisa. 
Ni autobuses. 
La cultura no ocupa lugar,
quizá solo dos o cuatro gigas, 
los cuadernos si, y el libro electrónico,
y la agenda y los bocatas 
que acabo de preparar y
engordan la mochila. 
No hay... 
no, si hay prisa. 
¡Odio eterno a los paraguas!
Pero cojo uno
con apertura automática 
y marco en el móvil, 
de nuevo el puto móvil, 
un número para justificar retrasos:
La lluvia, ya sabes, le digo.
Y escucho que no hay prisa. 
Ni autobuses. 
Mientras veo 
en la parada del cinco 
como cae la lluvia, sin prisas. 

Nadie en la calle.
Solo lluvia y pocas ganas
de ir a  trabajar. 

2/10/18

Castillos de arena.

Siempre he construido castillos de arena.
Solo que durante un tiempo,
mientras mi hijo pensaba
que de los dos, era el niño
tuve que hacerlos al lado del mar.

Calorías.

Seis kilómetros y cuatro cientos setenta metros para llegar, andando hasta el punto de visitantes de Medina Azahara, en cincuenta y un minuto y once segundos. Seiscientas cincuenta y siete calorías que dice "Endomondo" que he perdido.
Vuelvo con una distancia menor: cinco kilómetros y ochocientos ochenta y ocho metros, en un tiempo de treinta y cinco minutos y treinta y tres segundos. Quinientas noventa y siete calorías mas que se habrán quedado por el canal. La vuelta es una distancia menor, primero porque ya venía recortando y segundo porque lo he parado poco antes de llegar al piso. Concretamente en la puerta de Roldan. Donde, sacando la cartera, he ido a la dependiente y le he dicho:
- Buenos días. ¿Me pone dulces por valor de mil doscientas cincuenta y cuatro calorías?

Escaparate de la pastelería Roldán


P.D. El ejercicio físico solo se hace por un motivo: Para comer lo que te apetezca. 
Y aquí hay dos tipos: Los que quieren comer personas (básicamente follarse lo que le apetezca) y los que quieren comer de todo. (Vamos... sentarse delante del salchichón y empezar a cortar en la  presilla de aluminio y terminar rebanando lo guita.)

24/9/18

Felicidad VS Creatividad

La búsqueda de la felicidad es mas creativa que el mantenimiento de esta.

Bubo dixit.

O como diría Sabina: "... que no escribo una nota desde que soy feliz."

31/8/18

Debería

Debería estar follando.
O en terraza bebiendo cerveza
y whisky.
Buscando algo apetecible
para charlar, comerle la oreja,
la boca o el coño.
Debería estar borracho
o en proceso. Salir de trabajar
y buscar la esperanza de un fin
de semana largo entre bares y alcohol.
Reirme de mi sombra y brindar
con ella, alargada frente al sol.
Debería... Yo debería.
Pero se me hace tarde y el sol
ya se fue con otro. Ni siquiera
quedan
sombras para beber.
Y nadie con quien follar.

Para mi.

Para mi se queda seguir, con el rabillo del ojo, el corte de tu short en la nalga. El encaje de un sujetador asomando timorato en tu camiseta. El canal de tu pecho hacia el abismo guardado por celosas gafas oscuras.
Para mi se quedan tus manos acariciando el pelo, tus dedos guiando el renglón escrito de Laura Esquivel, tus ojos brillando con su lectura.
Para mi se queda, solo para mi.

(Y solo tres segundos, porque ya estás fuera de mi vista/vida.)


27/8/18

Bellas Artes de Córdoba. La estela de Murillo.

No tenía nada. Nada que no hubiese visto ya en infinidad de fotos, de cuadros, de láminas. Desde el colegio hasta aquel novio que se echó medio pintor había visto todas las inmaculadas posibles, en todos los colores, todos los tamaños. Pero ayer, el cansancio y el calor de Córdoba la obligaron a sentarse en aquel banco frente la virgen de Antonio del Castillo. Quizá si la vista hubiese caído el lado contrario el descanso habría sido solo eso, un descanso. Se detuvo entonces en las formas, gordos angelotes copiados por los barrocos, se paró en el manto volandero de la purísima, en el celeste azul que ducha a todo personaje de aquellos cuadros y solo cuando vió a aquel niño con papiro con una distorsión en el cuerpo fue cuando se echó atrás. La postura incómoda del serafín le hizo ladear la cabeza, volver a mirar todo el cuadro con otra perspectiva. Fue lo que la tuvo durante unos minutos pendiente de la pintura. 
Después, como si hubiese encontrado el reloj Casio en la muñeca de aquel figurante romano de Nerón, sonrió y haciendo un aspaviento se marcho. 




--------------------------


Pues si, ayer tocó visitar el Bellas Artes. Hacía tiempo que no caía esa visita y en estos meses se expone: "La Estela de Murillo". Esperaba más de esa exposición, sobre todo después de haber leído críticas buenísmas desde Sevilla, pero claro, no es la misma que ha estado en la capital Hispalense el pasado año, muy restringida esta. De todas formas uno aprovecha y se da una vuelta por esos lugares que tanto gustan (al menos a mi) y que por estar cerca no se visitan con tanta frecuencia como a gustaría. Recomendable al fin y al cabo. Si no por la exposición con relación a Murillo si por el resto del Bellas Artes de Córdoba.