29/9/09

26/9/09

Insert Coin

La máquina le devuelve una sonrisa con esas letras. Ha vuelto a ganarle. Ella sigue a su lado. A estado esperandole más de veinte minutos para que acabase la partida.
Busca en el bolsillo y encuentra otra moneda. No quiere mirarla. La chica se gira, ni siquiera se despide. La pantalla empieza a iluminarse de nuevo.
Game Over.

22/9/09

Luna Cornata


Ya se lo dijo la luna pero, claro..., ella no le hizo caso y descolgó el móvil. Lo llevaba mal. No era de extrañar. Si a mí me hubiesen llamado para cortar mientras estoy esperando un autobús que me lleva a ve a la persona que quiero, tampoco lo habría encajado bien. Su pareja se había buscado otra tía al parecer más joven y más guapa. La chica no paraba de hablar por teléfono. Su penoseo era compartido por todos los que estábamos alrededor.
- ¡Hay que ser cabrón! Hacerle eso a la chiquilla. - Ese era el comentario generalizado tanto de camareros como de los trabajadores que seguíamos la conversación a distancia.
Cuando en una de sus respuestas nombró a su pareja y la llamó Maria, nos miramos todos. Una mueca de alivio se adivinó en nuestras caras. El comentario volvío a ser general.
- ¡Tía tenía que ser!

15/9/09

Estoy enmarcando besos


Estoy enmarcando tus besos.
Los dejo colgados enlos rincones,
algunos a la vista,
otros entre libros...
y unos pocos en cajones.

Estoy enmarcando tus besos
para añorarte desde lejos.
Preparando carbonara,
o simplemente...
encontrarte en el espejo.

Estoy enmarcanco tus besos
y el dependiente se ha enamorado
de tus labios de cereza.
El cabrón me los cambia
por unos de cerveza.





Esto es lo que pasa cuando un bebe más de lo que te tocaba por ser día laborable.

13/9/09

Guiris


Empiezan a llegar guiris con acento. A mí el acento me la trae al fresco, pero eso del pelo rubio, los ojos azules, pues que quieres que te diga, que hemos crecido con las suecas de Alfredo Landa y las llevamos en la sangre, en la sangre que nos infla la polla.

Es temprano y ya tengo una en ese plan. Tiene pinta de haber salido de una feria cervecera en Munich, le faltan las trenzas y dos jarras en cada mano, por que alta, y pechugona ya es. Con esta va a ser necesario leerse el Kamasutra, por que habrá que currárselo. Uno no va a follarse a una rubia de estas como si estuviese con la novia de toda la vida. ¡Una mierda! Liarse con esta debe ser… como los videos porno que tenia “el Antoñito” pero en versión original. Por que a estas tías les irá lo mismo ¿No? Así que uno se esmera, intenta leerse a la carrera lo que venga en internet, y cuando la rubia llega por fin al mostrador de información sabiendo que tienes que hacer lo impensable para satisfacerlas, lo único que le dices es:

- Información Turística en frente. ¡Hala! Que te diviertas degenerada.


10/9/09

Cuarta fila. Nicho E



Volví al cementerio para recordar el dolor.
Calle de San Eulogio, cuarta fila, nicho E.
Allí solo había una lápida blanca enyeseda. Ningún nombre, ninguna inicial. Nada. Muy pocas quedaban así.

Cuando queremos olvidar lo hacemos a conciencia.

Ya no quedaba dolor.

Casi... ni recuerdos.

9/9/09


El sujetador, arreglado con prisas, guardaba la mercancía. Un beso (de Judas) antes de pedirle que se marchara. Volvía a sonar el teléfono. Otro cliente. Ella cada día peor. La papelina en la mesa.
Hay polvos de despedida que no terminan en la cama.

8/9/09

Para mañana...

Tengo sesenta y nueve años. Una esposa que me adora, dos hijas que no dejan pasar un día sin visitarme, un hijo que sigue mis pasos y con suerte los mejorará, una amante que me mantiene vivo y un cancer que va a matarme en menos de dos semanas.
Hoy no se que hacer.

5/9/09

Personajes

El estúpido es el personaje más peligroso de todos, ya que su actitud ni siquiera está dirigida por la búsqueda del bien propio y egoista. Tiene el peligro añadido de que los demás infravaloran su capacidad de hacer daño.
Alfonso Ramírez de Orellano - La Tribuna -

2/9/09

Hay días...

Hay días en que echas en falta a alguien. A nadie en especial, si no... alguien con quien compartir. Alguien que te hable desde el marco de la puerta fumando un cigarro mientras recoges los platos. Alguien que te acompañe en un sillón sin ruido con un libro o con un periódico. Alguien a quien preparar un whisky, o un gintonics y ponerle una banda sonora a una vida.
Alguien que pueda romperte el alma.