28/7/10

Hugo ( I )

Cuando le preguntaron que necesitaba contestó:


- No quiero necesitar, quiero querer.

25/7/10

Sábanas.

Cuando viene a casa alguien que quiero, limpio el piso, lo dejo todo preparado, en perfecto estado de revista. Cuando se va disfruto encontrandome cosas por ahí, platos que no uso, tazas de colores para fregar, peinetas o pillapelos, quizá otro cepillo de dientes más en el cuarto de baño. Las sábanas se quedan en la cama lo menos una semana. A veces cuando digo que vivo no lo creen.
Cuando viene alguien solo para follar... me harto de limpiar cuando se va.
¡Ya he puesto dos lavadoras!

15/7/10

¡Hace calor!



Es de noche y una luz amarilla entra por la ventana iluminando la habitación. La persiana está abierta a media altura, las ventanas de par en par y las cortinas descorridas. Ni gota de aire. En la cama dos cuerpos que se conocen están desnudos, entre medias un mundo. La mano derecha de él comienza a acercarse a su muslo. Cuando lo roza ella retira la pierna, está boca abajo y lo mira. Solo se distingue una frase.
-  ¡Hace calor! – Le dice como excusa para que la deje en paz.
Él retira la mano, tiene una erección y se toca la polla. Se asoma a la ventana. Nadie en la calle. Solo el ruido de una aire acondicionado, una ventana cerrada, las demás... todas  abiertas. Sale de la habitación. Ella se da la vuelta, no consigue dormir.
Cuando él vuelve trae hielo en una cubitera. Coge un hielo y se acerca al cuerpo de ella. Solo da un respingo cuando nota la humedad del hielo. Las manos siguen sobre su cabeza para no ver la luz, la respiración se le hace más lenta. Él juega con el hielo en su cuello, lo lleva al pecho y lo dirige a su ombligo. Lo deja allí, derritiéndose mientras busca otro en la cubitera. Lo lleva hacia su pubis y lame el agua que se derrite. Ahora con los dos cubitos se centra en sus pezones. Se contraen. Sus piernas y sus brazos están extendidos, los ojos siguen cerrados y respira profundamente.
Él se agacha y chupa los pezones, y siguiendo la estela que dejan los hielos continúa bajando por su abdomen, la lengua va recogiendo cada gota de agua que se derrite en su piel. Hielo y boca llegan a la vez a su sexo. No se distingue si es agua o vida lo que nace en su vientre. Sus piernas siguen extendidas mientras él la penetra con la lengua. Sus manos, guiando los cubitos cada vez más pequeños, más húmedos, se dirigen por su costado a las axilas.
Ella le agarra la cabeza, hace que respire dentro de ella. Un aire tibio que contrasta con el agua helada. Gime y se contrae. Un orgasmo llega hasta el colchón. Le tira del pelo a él. No puede seguir. Cuando sus dedos se abren y le masajean la cabeza el se deshace y coge otro hielo. Ella abre los ojos. Le coge la mano y se la guía a su boca, con la otra mano le agarra la polla. Tira de él hacia su sexo y hace que la penetre. Se acercan las bocas, el hielo pasa de una a otra mientras las manos se aprietan en sus culos. Él la embiste una y otra vez, ella le marca el ritmo, cada vez más rápido, mas fuerte. En su orgasmo los dientes rompen el hielo que se derrama encima de ella.
    En la cama, agua, semen, sudor y flujo se mezclan mojándolo todo. Los dos rendidos uno al lado del otro. Entre medias un mundo. Ella acerca su mano. A él solo se le distingue levemente una frase:
- ¡Hace calor!

12/7/10

Tango

de Mario Golodoff

Aquel hombre bebió para olvidar a la mujer que amaba, y la mujer amó para olvidar al hombre que bebía.

7/7/10

¡¡España!!

Me gusta el fútbol. Me gusta mucho el fútbol. Desde pequeño, con mi amigo Carlos, he visitado estadios, plazas con pantallas panorámicas, o simplemente baretos donde se retransmitía el encuentro que queríamos ver.
Desde hace unos meses no voy a ningún partido. Mis amigos dicen que me echan de menos.Yo también lo echo de menos.
Me gusta el fútbol, casi tanto… como la mujer de Carlos.

4/7/10

Me gustas...

Me gustas vestida de luz.
Con tus piernas largas en mi cintura
y tus besos bajando por mi pecho. 
Me gustas en la sombra.
Tendida en mi cama, desperezándote,
mientras me llamas con tus brazos.
Me gustas cuando ries.
Por que tu sonrisa 
borra los nombres del salón.
Pero... cuando más me gustas,
sin lugar a dudas, 
es cuando desapareces.

Trasnoche


Bueno... si no puede ser la cenicienta, aunque sea... ¿caperucita?

3/7/10

Paralela

Geom. Dicho de dos o más líneas o planos: Equidistantes entre sí y que por más que se prolonguen no pueden encontrarse.

Pero allí, al fondo... parece que...