29/1/15

Saulo.

Era el escritor más pesimista que he conocido. Todos sus personajes terminaban colgados de una viga, o desángrandose en una bañera, con suerte alguno se levantaba los sesos de un balazo. Durante años su escritura fue a peor. Suicidios colectivos, asesinatos multiples...  En sus libros todo era difícil, todo menos el final. Terminó tan deprimido que un día él mismo decidió bailar colgado de un techo de hotel barato. Lo había planeado cientos de veces, lo había escrito pero cuando se colgó con un nudo corredizo todo fue al traste. El nudo no apretaba lo suficiente, la cuerda se rompió y al caer se torció uno de los tobillos. La cartera que guardaba se quedó al pie de la cama. El dinero que había en ella se desperdigo en el suelo. Parecía tan fácil cuando él escribía y ahora que quería ponerlo en práctica...
Se levantó, cogió la cartera y se dirigió al primer supermercado que encontró. Compró vino, un cuaderno y empezó a escribir. Todo parecía alegría. Todo menos su nombre que ya estaba asociado a la mezquindad. No sería difícil cambiarlo. Sería como el renacimiento de aquel apostol a una nueva vida. Se llamía Paulo. Paulo Coelho. 

10 comentarios:

  1. ¿qué debe pasar con el tipo este que últimamente lo leo y oigo mentar mucho? ¿ha sacado otro libro o qué?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El último que le recuerdo es Infiel. Lo ojee y no me cuadró mucho. Después una compañera, con un criterio más que aceptable para mi gusto, me dijo que era un "truño". (Literal). No descarto que algún día caiga otro libro de este tipo en mis manos y me ponga a leerlo pero no pienso buscarlo.

      Eliminar
  2. No sé si este escrito tuyo lleva doble intención con respecto al ínclito señor Coellho, pero desde luego el nuevo personaje tiene muchas puertas abiertas con ese nombre. Lamento decir que no siento simpatía por él, pero ahí lo dejo: tiene muchos fans.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, los tiene. Por eso alguno me convenció para que leyese algo. Y después de varios libros... ¡No le termino de pillar el punto!.

      Eliminar
  3. madre de mi vida, es esto verdad?
    es un triste, es un coñazo, es un señor insoportable!!!!
    menos el alquimista, los demás libros que he leído me han resultado odiosos y difíciles de terminar, cosa que he hecho por amor propio...
    hasta el punto que en su cuenta de face le escribí diciéndole que menudo tostón de novela....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Que va a ser verdad, Juana! Es un micro. Una ventolera del otro día en la que me volvió a aparecer el tipo este que no me cuadra mucho.

      Eliminar
  4. HUHA, HUHA; Paulo Coelho me chupa un pie como a cualquiera, pero me encanta su encontronazo con la cruda y cutre realidad. Lástima que tras el cambio de inicial se le olvidaran tan pronto las leyes básicas de la física y el azar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso de "me chupa un pie" me encanta. Hay que reconocerle al tipo una versión felicísima de la vida que, a veces, es envidiable.

      Eliminar
  5. Yo le he cogido manía y creo que es otro soplagaitas más que se lo ha montado bien,así que me viene este micro al pelo jjajajajjajajaj me ha encantado.Daría lo que fuera porque Joaquín Reyes le hiciera una imitación ya dicho sea de paso jasjas Paulo Coehloooooooo:filósofo,escritor ,señor de fiar con el ojete en su sitio...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estaría bien. Reyes dandole caña.

      Eliminar

¿Qué me dices?