30/5/12

Cesped.

La foto es de hoy. Se estaba de vicio.
Quedan en el parque. Tienen que hablar. Ella está tumbada en el cesped y cuando él llega se quita los zapatos y se queda a su lado. En su regazo. Una hora más tarde, sin haber abierto la boca ninguno de los dos, ella dice:
- Empieza a hacer frío. ¿Nos vamos a casa?
- Venga. - Asiente él mientras se levanta y le ofrece su mano para que ella se apoye. 
Los dos caminan agarrados, ahora si hablan, del trabajo, de sus hijos... de sus amantes.

5 comentarios:

  1. A veces el silencio es un reconfortante natural cuando se está de vicio.

    ResponderEliminar
  2. Y otras la única manera de seguir adelante.

    ResponderEliminar
  3. Telita! la mejor sensación de todas, es sentirte entendido aunque no digas nada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aunque no se comparta. Di que si, Maripili.

      Eliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar

¿Qué me dices?