21/2/17

Matar a besos.

La cogió desprevenida y le plantó un beso en el cuello mientras con la abrazaba fuertemente. Tan fuerte era el cariño que los ojos se le salieron de las órbitas, tan fuerte que las costillas le saltaron, un cariño tan fuerte que cuando la vio desfallecer le plantó otro beso y la dejó caer en el suelo. 

8 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Nada que no se salga de lo normal en estos días. Vergonzoso pero ahí están los diarios para confirmarlo.

      Eliminar
  2. tanto quería el domonio a sus hijos que les sacó los ojos

    ResponderEliminar
  3. Convengamos que el segundo beso fue pura alevosía e innecesario...

    Saludos,

    J.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Algunos dirían que una despedida.

      Eliminar
  4. Hay amores que matan... De ahí a la necrofilia un paso.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los amores que matN son solo malos quereres.

      Eliminar

¿Qué me dices?