28/2/17

La La Land

Los musicales son como el porno. Sin venir a cuento se ponen a cantar, a bailar o a follar. Lo importante no es la historia si no el movimiento y ruido que hacen en esos intervalos de la narración.

Bubo dixit. 




Por cierto, curioso que La La Land tenga un título que sugiere el chiste ese del cunnilingus con la canción de Massiel. 

10 comentarios:

  1. jejeje
    nunca habia ni se me habia pasado por la cabeza asociar una porno con un musical...
    pero en cierta manera tienes razón, no importa mucho la historia, sino como se mueven y de que tan bien se ve...
    aunque prefiero el porno!

    saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mucho mejor. Y... ¿un porno musical?

      Eliminar
  2. no tengo ni idea de lo que es esa película....
    la verdad es que estoy muy desconectada de todo lo que pasa a mi alrededor últimamente, si me lo recomiendas la intentaré ver...
    besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya la verás. No te rompas la cabeza por verla. Entretenida pero no espdctacular.

      Eliminar
  3. La la land es lenta por momentos,... aquí dejo mi aportación erótico-musical del día

    ResponderEliminar
  4. A mí me gustan los musicales, entendiendo que sé lo que voy a ver. Este no lo he visto aún, pero si tiene buena música ya cumple un 80 por ciento de su cometido.
    Pero la comparación con el porno jajaja, sublime.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi los musicales me gustan principalmente cuando entiendo la letra. Durante años Fred Astaire o Gene Kelly no me dijeron nada.

      Eliminar
  5. jajajajajajajajajaja oye! mira hacia arriba!
    A mí me gustó y como siempre, lloré

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. disfruta las cosas buenas que tiene la vida... lalala...

      Eliminar

¿Qué me dices?