4/10/16

La puerta abierta.

Dejé la puerta abierta soñando que vendrías.
Te esperé desnudo en la cama. Con toda el ansia
por verte aparecer. Los minutos eran horas
y el cansancio se acurrucó a mi lado. Me acariciaba
y fui presa de él.
Dejé la puerta abierta pensando que vendrías.
Al amanecer no estabas a mi lado.
Ni tú,
ni el ordenador,
ni la cámara
ni la televisión,
y también se fue el sueño.

8 comentarios:

  1. Esta noche vuelve a dejarla abierta. Por si acaso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tarda uno un tiempo en volver a confiar. Que no digo que no se deje la puerta abierta pero hoy no.

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. El corazón solo interesa a los cardíacos.

      Eliminar
  3. Eso no es cleptomanía,robo a mano armada!Todo tiene su momento,al final se queda en un mal sueño...cuánto humo nos han vendido!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los malos sueños también se cumplen.

      Eliminar
  4. Como diría Sabina "y dejo la puerta
    de mi habitación abierta por si acaso se te ocurre regresar; más raro fue aquel verano que no dejó de nevar"...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Soy mas de "prefiero la guerra contigo al invierno sin ti".

      Eliminar

¿Qué me dices?