8/6/12

Joueuse

El abuelo llevaba unos días algo extraño y mi madre me pidió que hablase con él. Que lo entretuviese. Después de unos días lo único que saque en claro fue que algo había ocurrido en el centro de mayores donde solía pasar las mañanas. 
Para tenerlo ocupado saqué el ajedrez, en mis años de colegio había jugado y aún le tenía algo de afición. El abuelo no había jugado nunca y quería enseñarlo.
- ... el álfil se mueve en diagonal. Siempre en diagonal.- Le explicaba - La reina es la que puede moverse por donde quiera, como quiera, por todo el tablero...
Fue entonces cuando entendí. Cuando él, sin dejarme terminar cogió la reina negra que le estaba mostrando para escupirle a la cara:
-¡¡Puta!!



(Consecuencias de ver Joueuse, el otro día, en la filmoteca.)


6 comentarios:

  1. El mal de amores... que no tiene edad.

    ResponderEliminar
  2. es q hay abueletes muy guerrilleros.....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No lo sabes tú bien. ¿O si lo sabes?

      Eliminar
  3. GUARRA! claro que sí, coñe! ¿te has enterado del vejete ese que se ha atrincherado en la residencia de ancianos porque quieren separarle de su novia???? pues eso. Algunas son unas guarras! otras, como yo, no (jijiji)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, no sabía la historia. Pero desde luego hay cada pendón, y cada cabró, que son como los puzzles, de 0 a 99 años.

      Eliminar

¿Qué me dices?