10/7/18

Atreverse.


Aún no se decide. Seguir adelante, atravesar la puerta o esperar. Mira su móvil, como si fuese a darle la respuesta correcta. Detrás de ella, como si se avergonzase de su poca decisión, su reflejo le da la espalda.

5 comentarios:

  1. Me gusta todo! desde mi barrio, la foto y el comentario...
    quizás mi problema ha sido ese... siempre he sido muy decidida y luego me he estrellado
    besos

    ResponderEliminar
  2. No importa lo que hagamos, nuestros reflejos siempre nos darán la espalda, decepcionados de ellos mismos...

    Saludos,

    J.

    ResponderEliminar
  3. Ahora tenemos que mirar el móvil para todo, por ejemplo para leer tu blog. No sé por qué carajo se me cortan las páginas a la mitad en tu blog... Dicho lo cuál, me encanta leerte e imaginarte observando cada rincón que te rodea para sacar historias de esas miradas. Un abrazo. Oye!! Y el de arriba dice que tomes viagra en desayuno, almuerzo y cena. Cuídate!!!

    ResponderEliminar

¿Qué me dices?