23/4/17

La parada.

Subió los diez pisos hasta la azotea. Tenía que alejarse rápido de allí. Miró a un lado y a otro. Nada. Entonces levantó la vista como una súplica.. Silbó e hizo aspavientos mientras se acercaba al borde.

- Sáqueme de aquí. – Pidió.

La nube lo acogió y el viento empezó a soplar.

6 comentarios:

  1. has vuelto a beber!!
    yo ayer tuve que lidiar con los que regresaban de la cata del vino... y ahora contigo..
    vaya tela.....
    besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entramos en Mayo!!! ¿Qué quieres?

      Eliminar
  2. Es como un "trágame tierra" pero a la inversa, en las alturas, a lo lejos, bien lejos.

    Saludos,

    J.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Perderse es lo importante. Por mar, tierra o aire.

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. Desde que vi la película del hombre menguante no me gustan nada las nieblas mañaneras.

      Eliminar

¿Qué me dices?