30/11/14

Desolado.

Es desolador volver a casa y no encontrar a nadie esperando. Ni siquiera una carta, una nota para decir que te esperan en tal o cual sitio, un "ahora vuelvo. Besos." De esos que se escriben en una servilleta de celulosa porque la premura cundía. 
Es desolador encencer luces que no alumbran mas que cosas. ¡Ninguna persona! Ya. Ni siquiera a ti. Que has cogido una pátina grisácea y triste. Que arrastras los pies por el piso repartiendo la borra acumulada. 
Es desolador llega a la cama y encontrarla como la dejaste. Las misma arrugas, el mismo borde mal hecho, el único borde de la cama se deshace todos los días. El otro, el que ya no se abre. Sigue igual que cuando se fue. Esperando que ella vuelva y se decida a abrir su lado.

13 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Que de vez en cuando... pues eso.

      Eliminar
  2. ¡Snif! recuerdo esa sensación. La tuve unas cuantas veces. Lo que mola es que va a días, especialmente los domingos ¿a que sí?.

    Salud y ánimo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa es la ventaja. Que va por días. Que sabes que mañana será otro. Que quizá...

      Eliminar
  3. te noto tristón..... algunas veces es aún más triste estar con alguien y sentirte más solo que la una.... eso si que es terrible....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay días que no me aguanto. Así que no puedo pedir que me aguanten los demás. Y creo... que empiezo a echar de menos lo que voy a perder. Para que no duela tanto cuando no esté.

      Eliminar
  4. Eso de la borra acumulada me gusta. No sé ,la soledad es triste pero es peor la compañía que trae más soledad, la solución...un gato jajjajaj ¡ A veces lo triste trae los mejores relatos y canciones!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Casi siempre. Como decía Sabina: "No escribo una nota desde que soy feliz".

      Eliminar
  5. Es desolador hablar en voz alta como si el fantasma fuera a responderte, y todavía más, no hablar en absoluto y que el borboteo de la nevera se adueñe de la conversación.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy interesantes esas conversaciones sin palabras de la nevera. Dan un poco de miedo porque parece que siempre lleva la razón, y cuando alguien te habla tan claro... ¡acojona!

      Eliminar
  6. Es cuestión de acostumbrarse. Yo tan sólo puedo disfrutar de absoluta soledad cada 3 meses y cuando ya llevo mes y medio, estoy que me subo por las paredes.
    Quiero, NECESITO encontrarme con que las luces tan sólo iluminan cosas y al que me toque el otro lado de la cama, le arranco las pelotas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un mes lo aguanto bien. Después... empiezo a llenar la casa de gente. (A veces me ha dado igual el tipo de gente. Muy variada. No siempre ha sido para bien.)

      Eliminar
  7. creo que no me expliqué bien...quería decir que cuando ya llevo un mes y medio acompañada, me sobra hasta la piel! necesito demasiado la soledad, es incompatible con ser madre.

    ResponderEliminar

¿Qué me dices?