18/9/14

Porque si.

Hoy el día prometía chungo. No es que el café no despertase, como decía antes, el que no quería despertarme era yo. Tocaba un día de esos completos en el curro, de los que no apetecen y para colmo... una tribu de infantes venían a ver como trabajamos. ¡Pues como vamos a trabajar, joder! ¡Sin ganas! El caso es que en vista de la poca disponibilidad del personal y que para algunas cosas se juntan aceite para que todo les resbale mejor pues... Que me toca a mi hacer de cicerone. Y ya van para seis años seguidos. Los mismos que llevamos con los promotores de la actividad que también se desentienden un poco. Total que me jode pero lo hago. Cuando veo llegar el autobús con tanto niño me entran los siete males. Invoco a Herodes y rezo el PadreMaría y el AveNuestro, o algo así. Y entonces sale ella. Una de las profesoras de los pequeños está buena para coger una telera y estar mojando sopas en el cuello dos meses seguidos. Tiene un canalillo que es más impresionante que el acueducto de Segovia. Vamos... que la he cogido por banda y le he explicado a ella al oído lo divertido que es trabajar en un sitio como este. Esta vez se nos han marchado pronto los benditos niños. Luego... tocaba comer. 
Mi primera intención era llegarme al centro a ver mi colega JP y tomar unas cañas. Pero una señorita me enseña el mapa de tapas de Córdoba, que precisamente empieza hoy, y me mete en un autobús turístico. En menos de veinte minutos estoy tomando una tapa en "La Boca" de Fideos Co-Chinos. ¡Están buenos! Aunque... ya puestos, le tengo ganas al concierto de Lori Meyer. Me entero que es en otro de los sitios que están en la ruta de la tapa: Los patios de la Marquesa. Tardo poco en salir para allá. Parece que no tengo mucha gente, de mi gente, interesada en ver a estos tipos. (¡Cabrones, que siempre me dejais vendío!) Eso si, media Córdoba esta allí. ¡Que calor, la virgen! Tres cervecitas más tarde parece que el ambiente es más fresquito. Más relajado, más... más etílico. Cuando los Meyer dicen adios me voy con intención de ir al curro. Antes me toca otro alegrón. Una rubia me saluda. Lorena. ¡Cuanto tiempo sin verla! Sigue igual de guapa y lo mejor, la niña no pierde esa sonrisa sicaliptica. Dos besos y la dejo bien acompañada. Fuera de los bares recibo de nuevo un aviso. ¿Me recojes? ¡Coño, claro! Así que me llego a ver lo más bonito que hay en Córdoba y parte del extranjero, que es mi niña. Cervecita en el Mercado y ahora si... ¡Al curro más que a la carrera!
Son las cuatro pero tengo que reconocer que el ratitod de la comida esta vez se ha hecho mas distendido. Para colmo me llevo un alegrón cuando llego, bueno... poquito mas tarde. Me premian un relato. Vamos que hoy tengo excusa para celebrar lo que sea,y además ponen el "Aguila roja". . ¡A saber la cara que toca mañana! Pero mañana... ese es otro día.

11 comentarios:

  1. ¡Que bien! ya tenía ganas de leer una entrada bloguera de estas tipo diario pero bien literada. ¡Enhorabuena por el premio! y ¡ay, Córdoba! Córdoba!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No suelo colgar muchas pero de vez en cuando... pues toca alguna. Eso si, normalmente es para quejarme y mucho. (Por ahí debe quedar alguno con ciente veintisiete "JODER".)

      Eliminar
  2. pues sí que es larga tu pausa para comer, no? ha habido fines de semana que me han cundido menos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tres horas. Pero muy bien aprovechadas.

      Eliminar
    2. Es lo máximo que permite el convenio. Y ya me jode entrar a las nueve y salir a las ocho de la, ahora ya, noche.

      Eliminar
  3. ya ves!!!!! cuando vivía en madrid y trabajaba en jornada intensiva me decía a mi misma que nunca más volvería al horario partido. A día de hoy, entro a las 8h30 y salgo a las 19h con mis 2horas para comer. Desesperante.....

    ResponderEliminar
  4. Fue muy chulo ver el concierto pudiendo escuchar bien las letras, casi siempre el instrumental las oculta más de lo que me gustaría. Gracias por lo que me toca jeje, lo raro es que no te vea más porque a veces nos vamos pisando los talones ...Te sienta bien esa felicidad la verdad ¿Y ese relato premiado ,se puede leer? Yo estoy muy descolgada ,así que me apunté al único taller de Cosmopoética donde había cupo, pero me da a mí que ni en los "haikus" he entrado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Vas a los Haikus? No he podido apuntarme, pero creo que el miercoles, al menos, voy. Así por el morro. Bueno... es en Orive, ¿no? ¡Que si, que si! Que voy por el morro.

      Eliminar
    2. Esa es la idea, quizás también me tenga que colar porque no hay respuesta del más allá de si he entrado o no. Con lo bien que me vendría para simplificar un poquito...

      Eliminar
  5. Enhorabuena doble: por el relato y por el premiado.

    ResponderEliminar

¿Qué me dices?