21/12/13

¡A tomar por culo!

Que si, que llega la Navidad, y ahora es cuando llega la gente poniendo pegas: ¡Que a mi no me gustan estas fechas! Que la gente es muy hipócrita. Que lo único importante es comprar y esto se ha quedado en unas fechas para los grandes almacenes. Que a mi me engordan los mantecados. Que solo solo vale beber y beber como los peces en el río. Que echo de menos a gente que no está y me da mucha pena. Que a mi me da igual porque yo trabajo. Que soy tonto del bote y tengo que joder al personal...

¡De todo! Te vas a encontrar de todo. También hay gente a la que le gusta la Navidad. A mi me pasa como la Feria. ¡Que me encanta! ¡Y es que esto de Navidad mola! Que si, que tocará trabajar. Ya no es como antes que el día 24 se cerraba todo a las doce del mediodía y ni salían autobuses ni el supermercado abría, y hasta los bares cerraban antes de la cena y no volvían a abrir hasta la tarde de día siguiente, como pronto. ¡No! Ahora toca currar en estas fechas, y encima hay que agradecer que lo estamos haciendo. 
La gente no es más hipócrita en Navidad. Los hipócritas lo son todo el año. Solo que en Navidad es más fácil reconocerlos. Y... ¡Coño! Si no quieres engordar no comas, no te pongas pujo de beber y no gastes como si no hubiese mañana. ¿O es que nadie te ha hablado de la moderación? Que la Navidad no es una cena con la familia donde se pone uno pujo y se pelea con el cuñado. Que lo importante es juntarse, y si queda algún pendiente... ¡Que mejor fecha para arreglarlo! Que si, que puede que tu cuñado sea un imbécil, o tu cuñada o tu hermano ese con el que jugabas de pequeño y ahora parece que el hijo del vecino. Pero... hay más gente alrededor. ¿Vas a darle el día a todos por culpa de una rencilla, por un "poyada"? ¡Anda hombre! 
Estamos de acuerdo en que en Navidad se echa de menos a mucha gente. Familia, amigos que no están y no porque vivan en Fernando Po, o se hayan ido a pasar las Navidades con otra rama de la familia. ¡No! Fallecieron y quizá los recordamos porque nos dejaron unas Navidades tan buenas que nunca podrán ser iguales si no están ellos. Pero... ¿Acaso pensáis que los que os dejaron esas Navidades tan estupendas no estarían encantados de que las disfrutases igual o más que con ellos? Si una persona se curro tanto alguna fecha para que tuvieses una Navidad tan especial, seguro que también le gustaba, seguro que disfrutaría viéndote reír. A veces se echa mucho de menos a algunas personas pero tenemos que seguir, recordarlos y disfrutar el doble. Por nosotros y por ellos. 

A mi la Navidad me encanta y no me lo va a cambiar, de momento, ningún tipo con pinta de Scrooge que las odie. ¡Paparruchas! ¡La Navidad Mola! Y al que no le guste que no mire. ¡A tomar por culo!

17 comentarios:

  1. Di que sí
    :)
    ...qué manía, algunos, de amargarle la vida a la gente. Bastantes penitas tenemos encima ya.
    Felices Fiestas, guapo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Felices Fiestas, Tesa! Me gusta eso de las fiesta. Son para todos. Para los que les gusta la Navidad, para los que prefieren Año Nuevo, para los nenes que solo miran los Reyes. ¡Coño, Fiestas! Que mejor que celebrar.
      (No sabes lo que me alegro de este comentario. En el momento justo. Estoy en el curro, a las 16:30 con un sol de puta madre y tengo al peque en casa de mi madre. Esta tarde me ha costado encontrar motivos para alegrarme de algo pero... ¡Que coño! ¡Estoy de puta madre! Felices fiestas otra vez.)

      Eliminar
  2. pues a disfrutar!!!
    a mi, mi cuñado me ha amargado ls noche de navidad y sin no ha llegado... vms q prefiero una noche de fiesta cn las amigas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues también cogen esas cosas en Navidad. A mi me queda alguna celebración con amigos.

      Eliminar
  3. Las ratas lo son todo el año,así que en estas fiestas sólo se disfrazan.A mí me sigue gustando; por cierto ,mi árbol tiene un búho blanco cachondísimo...pero no voy a decir de dónde ha venido jajjajajjajaja pero está en todos los árboles de un comercio muy conocido !!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues manda un correo y me dices. Felices fiestas, Lorena.

      Eliminar
  4. ES QUE ESO ES TAN,TAN FRÍO....QUE YA ENTRARÍA EN LOS CONVENCIONALISMOS DE FUUU ,ASÍ QUE AQUÍ TE LO DESEO PERO DE VERDAD!!! PÁSALO GENIAL CON LOS TUYOS!Y NO TE EMBORRACHES MÁS QUE YO...ME DEJARÍAS FATAL JAJJAAJAJAAA

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El nivel etílico ha alcanzado un nivel muy alto antes de Navidad. Solo va a volver a subir de añonuevo a Reyes. (Espero.)

      Eliminar
  5. A mí la Navidad me encanta y si es en Lucena, me encanta x2

    ResponderEliminar
  6. Pues a mí no me encandila, qué le voy a hacer. Mi familia nunca fue de juntarse y esas cosas así que, los recuerdos que tengo de la Navidad siendo niño, es que en Nochebuena se ponía el mantel bonito, los platos bonitos y, de postre, turrón.
    Pero entiendo que mis hijas no tienen la culpa de eso y hago los esfuerzos pertinentes por darles unos días diferentes, con más alegría.
    Me gusta que ellas sí digan que les encanta la Navidad.

    Por cierto, corto, pego o enlazo esta entrada en mi blog, con tu permiso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo en que a medida que te vas haciendo mayor, y es nuestro caso, las Navidades se viven de forma distinta. Ni tienes la ilusión que tenías de pequeño, ni las ganas de juerga de cuando estabas estudiando o en tu primer curro, ni siquiera pones tanto de tu parte como cuando tu hijos son aún bebés pero... ¡Que coño, Feo! También somos menos egoístas y le dedicamos más tiempo a la gente que queremos. Que si, que cada año son menos pero... ¡Ahí están! ¡Y se lo merecen!

      (Por cierto... ¿Desde cuando tienes que pedir permiso para esos menesteres?)

      Eliminar
  7. Vale, pues no miraré! a tomar por culo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aunque no mires... ¡Felices Fiestas!

      Eliminar
  8. Respuestas
    1. ¡Gracias! Igualmente. Que podamos seguir disfrutando de su blog muchas navidades más. (Aunque tengamos que irnos de "botellona" a celebrarlo.)

      Eliminar
  9. A mí me entristecía mucho la Navidad. Quizá porque no me quedaba más remedio que pasarla con quien no me apetecía.
    Todavía no estoy encantada con ella, y la distancia que me separa de muchos de los que quiero no ayuda mucho, pero admito que en los últimos años, desde que soy madre, las vivo con más ilusión. Y tienes razón, ¿para qué juntarnos con quienes no nos apetece?
    Me gusta tu modo de verlo. Puede que imprima tu post y lo guarde para leerlo cada año a principio de diciembre, cuando me empieza el agobio.
    Mientras tanto: felices fiestas. Que las disfrutes tanto como parece que lo harás. O más.

    Un abrazo

    ResponderEliminar

¿Qué me dices?