17/11/12

...

De una colección de servilletas con fecha 24/8/2011

Ya nunca la echo de menos.
Ni sus besos,
que tanto tardaban en llegar.
Ni esa sonrisa que
solo aparecía tras quitar
el lazo al regalo.
Ni el humo,
ni sus mentiras.
Ya no la echo de menos.
Ni cuando veo la cama desocupada
y la soledad de la noche
me recuerda
su frío.
¡Se parecen tanto esos días!

Y ahora,
cuando escribo de ella,
tengo que buscar
en la memoria algo
que me recuerde feliz a su lado.
Sé que tiene que haberlo,
viajes, fiestas, pocas fotos
y un hijo
lo atestiguan
pero puso tanto empeño
borrando esos recuerdos
que ahora, en el salón
solo encuentro
rencor.

7 comentarios:

  1. el rencor es malo, mejor la indiferencia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si, mejor, pero no me la puedo permitir.

      Eliminar
  2. el rencor es comprensible... son vestigios del dolor, pero como el dolor todo acaba pasando... intenta quedarte con lo bueno de las personas que han pasado por tu vida porque aunque una persona te haga un daño infinito de todo se puede sacar algo bueno, aunque sea algo que aprender.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, si... aprender, aprendí un montón. Y desde luego fui capaz de sacar lo bueno que tenía tan "inmensa putada". Otra cosa es que quiera olvidar, cosa que ya hice dos veces, y como le digo a Juana, ya no me lo puedo permitir.
      Has escuchado eso de: si me engañas una vez, la culpa es tuya, si me engañas dos, la culpa es mía. ¿Sabes la cara de gilipollas que se te queda a la tercera? Esa fue la última.

      Eliminar
  3. Joder joder! tantas cosas que decirte y tan pocas palabras en la RAE...
    Después de más sufrimientos que todas las actrices de Almodovar juntas puedo decirte que lo que más duele de todo es la desilusión. No sé si esa es la palabra adecuada...cuando te desfondas, cuando sientes que hiciste todo lo posible y aún y así no funcionó, cuando te sientes utilizado, engañado o estafado, sí, mejor estafado, esa es la palabra.
    En mi caso, el rencor va parejo a la desilusión y al sentimiento de estafa. Y sí, gracias a Dios, Buda o al Karma, que la memoria es más lista que nosotros mismos y nos engaña con los recuerdos.
    Gracias al cielo por ser madre soltera, si aún tuviera relación con el donante de semen de mi hija, no hubiera podido superarlo, no soy tan elegante como vosotros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estafado es una palabra que iría muy bien en mi caso. Mucho mejor que desilusionado, ya que eso se fué perdiendo antes, pero la de "estafado", si. ¡Es genial!

      Eliminar
  4. El rencor pasa factura,desgaste de tiempo y energía. Nada como la indiferencia. Palabra de gata.

    ResponderEliminar

¿Qué me dices?