12/9/12

Acabó.

Hay finales que, no por predecibles, son menos sorprendentes.  

10 comentarios:

  1. Y también, los hay que dejan indiferentes a pesar de que no eran predecibles.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La cosa es rizar el rizo ¿no Devastiel? Lo que pasa es que los que nos dejan indiferentes... pues eso, que nos da igual.

      Eliminar
  2. Cierto, nunca sabes si te va a caer una mecta en la cabeza, oye.

    ResponderEliminar
  3. Perdón M-A-C-E-T-A quería escribir, pero me he liado un poquitín, jajaja

    ResponderEliminar
  4. Comentario de Charlotte que no a aparecido:
    Cierto, nunca sabes si te va a caer una maceta en la cabeza, oye.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una maceta en la cabeza no es predecible.

      Eliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  6. Respuestas
    1. No se si tienes herman@s Jart. En casa cuando alguien hacía algo malo, al final, terminábamos pillando repaso todos, por eso intentábamos que mi madre no se enterse. Ya le daríamos la bulla el resto por poner en peligro a los demás.
      Pues aquí pasa más o menos lo mismo. No es algo que me afecte directamente, pero un: "Se acabó" que te hace pensar. Ya sea en cosas pasadas, en las futuras, en el Bolsón de Higgs, en la fiesta de la caída otoñal...

      Eliminar
    2. Tengo una hermana.

      Sí, cuando algo se remueve, aunque sea en la calle de enfrente. Malo.

      Eliminar

¿Qué me dices?