12/10/10

Alvaro.

Cagarla siempre se le dio bien. Despues de un mes con una tía que además de estar buenísima era legal, al imbécil no se le ocurre otra cosa que hablarle. Mira que se lo dije: Alvaro, que las tías son muy raras. Que por mucho que el Cosmopolitan te hable de esas chorradas, tú ni caso. Pero él se empeño. Tenía que "mostrar sus sentimientos" y lo hizo.

Ahora tocan otras dos semanas de salidas intempestivas, de alguna que otra lagrimita y de fregar los platos todos los días sumados a la plancha de un mes. Por que mi esposa, otra decepción de Alvaro, no me la perdona.

4 comentarios:

  1. no entiendo nada, pero con lo espesa que estoy será normal
    gatuna

    ResponderEliminar
  2. Bueno... vamos a medias. Me da que tampoco me ha salido "de lumbreras".

    ResponderEliminar
  3. ???????? tu esposa o la d Álvaro?

    ResponderEliminar
  4. Un tanto críptica, la parte final: me he liado con los sujetos y los artículos.

    ResponderEliminar

¿Qué me dices?