18/5/17

El donante.


Sale con la cara blanca. El hombre que ojea una revista la tira a la mesa y se levanta. Se acerca. 
- ¿Te has mareado?
El otro no contesta, solo hace una mueca. 
- ¿Estas bien? - Vuelve a preguntar el de la revista.
- Que si papá que estoy bien. Es que me han sacado casi medio litro. 
Y el otro le coge la cara le mira con los ojos vidriosos y le echa el pelo para atrás. Le aguanta la mirada a su hijo un segundo antes de poner su frente en la de él que es casi de su altura. Le echa la mano al hombre y lo acompaña mientras intenta poner todo su cariño diciendo:
 - Serás gilipollas. 

4 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Es que los tíos tenemos una manera rarita de demostrar afecto.

      Eliminar
  2. Dónde estabas? me encanta lo que compartes. Tan cotidiano y rasposo.

    ResponderEliminar
  3. Pensé que habría ido a donar algún otro fluido...

    Saludos,

    J.

    ResponderEliminar

¿Qué me dices?