15/8/12

Tengo hambre.



Tenía hambre. Su estómago había dejado de gritar, ahora, después de tantas horas rugiendo tenía el mismo sonido que la Filarmónica de Viena. Siguió caminando y al pasar por una de esas calles de la judería, una de esas que lo mismo pregona las miserias de las vecinas, que lo mismo te guardan el misterio de la santísima trinidad, olió a fritanga. ¡Huevos! Pensó. Con ajitos y chorizo. Entonces se agarró a la reja de la casa. De su  boca empezaron a salir uno por uno todos los músicos que habían estado ensayando en su estómago. Se situaron cerca del plato y, dejando sus instrumentos de lado, comenzaron a comer. Cuando acabaron, barrigudos y cansados, volvieron a entrar en el cuerpo del tipo. La sensación de vacío había desaparecido, al igual que la música que emanaba de su estómago, pero él... seguía con hambre. 

14 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Micro, Devastiel, cada vez me cuesta más ponerme a hacer relatos. Pero por ahí queda alguno y tendrá que aparecer alguno más.

      Eliminar
  2. Al leer el título me he acordado de mi abuela. Cuando alguno de los nietos decíamos "Abuela, tengo hambre" a deshoras, la respuesta inmediata era "pues te chupas el dedo grande" :)

    Chorradas aparte, la entrada es muy muy buena. Y da ganas de huevos con ajitos!!! :D

    Beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi eso me suena también de haberlo oído a alguien pero no de mi casa.

      Eliminar
  3. mmm, a estas horas y con cuentecillos???....que hambre.

    muxusssssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Más o menos a la misma a la que escrbía yo eso.

      Eliminar
  4. Claro los músicos se habían puesto moraos...
    Y no le habían dejado nada...jajajjaj
    No sé o tenía una tenía el buen hombre...o hambre de otras cosas!jeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ni idea, estas son de la paranoias que aparecen de vez en cuando.

      Eliminar
  5. ummmm huevos fritos!!! yo con la leche de la dieta los como planchados (sin gota de aceite) o hervidos.... ainssss, que pena.....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se siente Juana. No recordaba lo de tu dieta.

      Eliminar
  6. Yo a estas horas no tengo hambre, tengo sueño

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A las cuatro menos diez? No me extraña.

      Eliminar
  7. Los huevos fritos, churruscaditos con puntillita y acompañados de patatas fritas, por favor......ñam, que ricos!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hoy, precisamente, he vuelto a comer de eso. ¡Madre mía como están!

      Eliminar

¿Qué me dices?