12/7/10

Tango

de Mario Golodoff

Aquel hombre bebió para olvidar a la mujer que amaba, y la mujer amó para olvidar al hombre que bebía.

2 comentarios:

  1. Y tiene que haber algún escrito romántico para aquellas que se dan al juego de las tragaperras.
    Seguro.

    ResponderEliminar
  2. Seguro... pero no lo he encontrado. Lo mio es más el whisky que las tragaperras. Eso si, vicios todos los que sean posibles pero con moderación.

    ResponderEliminar

¿Qué me dices?